carta-al-presidente-de-la-republica.png

41 Firmas Pro Vida

Montevideo, 2 de marzo de 2000.
Sr. Presidente de la República
Dr. Jorge Batlle Ibáñez
Presente

De nuestra mayor consideración:

En su primer discurso como Presidente electo de la República, Ud. se comprometió solemnemente a desarrollar una gestión de gobierno centrada en los valores espirituales, morales y familiares. Los abajo firmantes, fieles cristianos y ciudadanos uruguayos, habiendo acogido con beneplácito ese compromiso suyo y confiando en su sincera voluntad de cumplirlo, queremos presentarle una oportunidad particular para ponerlo en práctica.

Se trata de la campaña de lucha contra el SIDA llevada a cabo por el Ministerio de Salud Pública (MSP). Como es fácil apreciar (por ejemplo en los avisos emitidos en la pantalla electrónica ubicada junto a la Terminal de Tres Cruces), la referida campaña está basada en la promoción del uso de preservativos. De este modo el MSP atenta gravemente contra los valores que Ud. se ha comprometido a defender. Hacemos esta afirmación por las siguientes razones:

El uso de preservativos es en sí mismo gravemente inmoral, ya sea que se lo considere como un medio de control de la natalidad o como una forma de defensa contra el contagio del virus del SIDA.

Al promover el uso de preservativos, el MSP promueve un estilo de vida individualista, hedonista y promiscuo, contrario a valores morales tales como la castidad, la fidelidad, la responsabilidad, la autenticidad, etc. Dicho estilo de vida tiene consecuencias nefastas no sólo a nivel personal, sino también a nivel familiar y social.

Los preservativos no constituyen una defensa verdaderamente confiable contra el contagio del VIH. Fallan en un determinado porcentaje de casos, exponiendo a sus usuarios al peligro contra el que se creían protegidos. No pudiendo garantizar una calidad perfecta de todos los preservativos que se venden en plaza, al promover su uso el MSP impulsa a los uruguayos (y especialmente a los jóvenes) a participar en una especie de “ruleta rusa”.

Por consiguiente, lo exhortamos a reorientar la campaña de lucha contra el SIDA del MSP, cambiando la promoción de los preservativos por la promoción de una sexualidad ordenada: fidelidad matrimonial y abstinencia fuera del matrimonio. Una campaña publicitaria de ese tipo sería no sólo mucho más adecuada a la ley moral, sino también más eficaz.

Sin otro particular, lo saludamos muy atentamente.

(Siguen 41 firmas).

NOTA: Esta carta fue entregada en la Presidencia de la República el día 23 de marzo de 2000.