saludo-de-navidad.png

Fe y Razón

La Navidad no es el pan dulce ni el arbolito.
¡Tampoco es Papá Noel, ni “Santa”, ni la nieve!
No es el turrón, la sidra, ni los regalos.
Ni la música en TV a todo lo que da.
No es el bazar ni el escaparate.
No es la carrera desesperada, ni los petardos, ni los fuegos artificiales.
Y no es tampoco, sobre todo, el “Día de la Familia”.
La Navidad sí es el pesebre.
Es el Niño.
Es la Virgen, San José y los pastores.
Los ángeles.
También los Reyes Magos, Herodes, y los inocentes.
Y San Juan Bautista, con el desierto, la piel de camello, el baile y la espada.
También el Calvario y la Cruz.
Y la sepultura.
También el sepulcro vacío y la mañana de la Resurrección.
La Ascensión al cielo.
Y la espera de la Segunda Venida.
Entonces sí.

¡Feliz Navidad 2000!