foro-etico-mundial

Foro Ético Mundial

“Tú das nombres a las cosas que las hacen inauditas, sin embargo queridas y familiares como una voz que desde hace tiempo callaba.”
– Cesare Pavese.

El Foro Ético Mundial es un encuentro universal en el que se expondrán, dialogarán y reflexionarán los problemas centrales de nuestra sociedad, a la luz de los principios y los valores éticos que derivan de la persona humana y de su destino trascendente.

Estas reflexiones y diálogos servirán para lograr una propuesta clara que debe normar la conducta personal y social en el espacio público local, nacional y global, de tal manera que se generen compromisos específicos y vigorosos, para llevarlos a la práctica política en el seno de todas las comunidades humanas, hoy confundidas y afectadas por la “dictadura del relativismo”.

Los principios sobre los que descansa la propuesta del Foro Ético Mundial son los de la Doctrina Social de la Iglesia, entre los que se destacan: la Dignidad de la Persona, su Destino Trascendente, la Justicia, la Libertad, la Responsabilidad, la Solidaridad, la Subsidiariedad y el Bien Común.

Estos principios son inherentes a la persona humana; por tanto, están allí, en el fondo del corazón humano, aunque el proceso de búsqueda y descubrimiento sea arduo. En él se empeña la búsqueda y el logro del sentido de la vida en el nivel personal, familiar, comunitario, social y mundial.

El Foro Ético Mundial está dirigido a toda persona y organización de buena voluntad que sea capaz de reconocer en la ética la única norma para solucionar de raíz los graves problemas que ocasionan la violencia, la discriminación, la marginalidad, la inequidad, la envidia, el odio… entre personas, grupos y comunidades.

Es el despertar de un movimiento global entre personas, organizaciones y comunidades, de distintas culturas, razas y filosofías… que comparten el principio esencial sobre la centralidad de la dignidad de la persona humana y su destino trascendente.

El Foro Ético Mundial será la culminación de cinco foros locales o módulos temáticos a realizarse en cinco distintas poblaciones mexicanas que poseen un perfil físico, arquitectónico, histórico y cultural con identidad humanista: Cuernavaca, Guadalajara, Guanajuato, Puebla de los Ángeles y Santiago de Querétaro.

Cada módulo abordará un tema central:

  1. Política y Participación.
  2. Familia y Vida.
  3. Juventud y Retos del Futuro.
  4. Educación, Cultura y Ecología.
  5. Medios de Comunicación Social y Esparcimiento.

El lema del “Foro Ético Mundial” es: “Veritas liberabit vos” (“la Verdad os hará libres”).

¿Por qué hacer el Foro Ético Mundial?

El Foro Ético Mundial es un acontecimiento político global que propondrá y ratificará a la ÉTICA como norma fundamental de conducta en el espacio público local, nacional y global.

Actualmente parecería que en el proceso de la globalización hay un solo camino representado por la propuesta “neoliberal”. Frente a ésta, asimismo, se ha plantado recientemente como la “única” opción contraria posible el fenómeno “neopopulista”, también conocido como “globalifóbico” o “altermundista”.

Sin embargo, ante esta aparente “biglobalidad”, presentada como una disyuntiva, es necesario afirmar una posición ética, de principios universales indispensables para orientar y conducir, con un sentido de humanismo trascendente, la economía, la política y la cultura.

Así como existe desde hace 35 años el “Foro Económico Mundial” en Davos, Suiza (realizado una vez en Nueva York) y desde hace cinco años el “Foro Social Mundial” en Porto Alegre, Brasil (efectuado una vez en Bombay), reuniones ambas que intentan marcar, por un lado, la ruta del desarrollo con un cierto enfoque “reduccionista y economicista” y, por el otro, el llamado “socialismo alternativo”, audazmente presentado como “el nuevo socialismo del siglo XXI”, se plantea ahora por primera vez en México y como un referente distinto, el “Foro Ético Mundial”. En éste se presenta una propuesta de principios y valores universales, inherentes a toda cultura, sistema social o creencia que logre romper la falsa disyuntiva de la mencionada “biglobalidad” actual.

Impacto esperado

La visión consiste en que el posicionamiento logrado, a través del impacto mediático, genere un impulso multiplicador y permanente, replicable en distintas regiones y países. Se estaría creando un hito simultáneamente global y local de solidaridad alrededor de los principios éticos. Como ejemplo se cita el caso reciente del 18J en Madrid, cuando el acoso de la “cultura de la muerte” ocasionó un problema nacional que generó expresiones y movilizaciones en distintas partes del mundo.

De manera paralela al proceso de convocatoria, foro y declaraciones, se promoverá la adhesión entre personas, organizaciones y comunidades identificadas con los principios y valores de la propuesta en las más diversas localidades del mundo.