aerolinea

Noticias Eclesiales

La aerolínea British Airways suspendió a una empleada por llevar un crucifijo y negarse a ocultarlo. Según publicó el diario Daily Mail, Nadia Eweida, de 55 años, quien trabaja en los mostradores de facturación en el aeropuerto de Heathrow (Londres), fue suspendida el pasado mes de septiembre por negarse a desprenderse de la cruz. La empleada llevaba más de siete años al servicio de esta empresa y nunca había tenido problemas por sus convicciones religiosas, menos aún por llevar en el pecho un crucifijo.

“No voy a ocultar mi creencia en Jesús. British Airways permite a los musulmanes llevar un pañuelo, a los sikh portar un turbante y el lucimiento de otras prendas religiosas,” señaló Eweida, hija de padre egipcio y madre inglesa, quien añadió que “sólo se prohíbe a los cristianos expresar su fe. Soy una empleada fiel y concienciada de British Airways, pero defiendo los derechos de todos los ciudadanos.” Sin embargo, para la aerolínea discutir el caso es “inapropiado.” Por su parte, el sindicato (TGWU) en seguida ha mostrado su respaldo a esta trabajadora y más de doscientos compañeros han firmado una carta de apoyo.