paz

El Número 48

Con motivo de la fiesta de Pentecostés, que marca el final del tiempo litúrgico de Pascua, publicamos un número extraordinario de nuestra revista. Este número incluye:

  1. Una homilía improvisada pero espléndida del Papa Benedicto XVI, pronunciada el 15 de abril de 2010 en la Capilla Paulina en el Vaticano, durante una Misa con los miembros de la Pontificia Comisión Bíblica.
  2. Un artículo de Mons. Dr. Miguel Antonio Barriola, miembro de la Pontificia Comisión Bíblica y socio del Centro Cultural Católico Fe y Razón, sobre la “Inspiración y verdad de la Sagrada Escritura en las Cartas paulinas a los Corintios”.
  3. Las Conclusiones del Grupo de Lengua Española I de la XVI Asamblea General de la Pontificia Academia para la Vida (PAV), cuyo tema fue la relación entre la bioética y la ley moral natural. Uno de los integrantes de dicho Grupo fue el Dr. Gustavo Ordoqui Castilla, miembro de la PAV y Presidente de la Comisión Fiscal del Centro Cultural Católico Fe y Razón.
  4. Un artículo del Lic. Néstor Martínez Valls, Presidente del Centro Cultural Católico Fe y Razón, que comenta la sección filosófica del citado documento de la PAV.
  5. La segunda entrega de una serie de notas del Dr. Eduardo Casanova, miembro de la Comisión Fiscal del Centro Cultural Católico Fe y Razón, sobre el Santo Sudario, en el contexto de las relaciones entre fe y razón, y entre religión y ciencia.
  6. La sexta entrega de una serie de textos del Código de Derecho Canónico, referidos a las condiciones que deben cumplir las personas que van a recibir los sacramentos de la Iglesia, en este caso el sacramento del Orden.
  7. El Salmo 18, en la sección de Oración.

Fe y Razón sigue creciendo

En las últimas semanas tuvieron lugar varios hechos que señalan un rumbo de crecimiento de nuestro emprendimiento apostólico:

El 1 de mayo de 2010 tuvo lugar en la Parroquia Nuestra Señora de Bzommar, en Montevideo, la primera reunión de la Comisión Directiva del Centro Cultural Católico Fe y Razón. Los cargos de dicha Comisión se distribuyeron de la siguiente manera: Presidente – Néstor Martínez Valls; Vicepresidente – Jorge Novoa; Secretario – Daniel Iglesias Grèzes; Tesorero – Rafael Menéndez; Vocal – Carlos Barbé.

El 3 de mayo de 2010, gracias a los buenos oficios de Santiago Raffo, fue creado el Grupo Fe y Razón en Facebook, que será utilizado para difundir más la labor de nuestro Centro Cultural Católico. A la fecha dicho grupo reúne a más de 400 miembros.

El 9 de mayo de 2010 Daniel Iglesias Grèzes, Secretario del Centro Cultural Católico Fe y Razón, inició su labor como blogger del portal católico español InfoCatólica. Su nuevo blog se llama “Razones para nuestra esperanza”. Si bien se trata de un blog personal, uno de sus objetivos es contribuir a la difusión de la labor de Fe y Razón, sobre todo en España, pero también en otros países.

Estamos preparando el número 4 de la Colección de Libros Fe y Razón, un volumen de homenaje a un pensador católico muy destacado.

Hacia octubre o noviembre de 2010 tendrá lugar, en la Facultad de Teología del Uruguay Monseñor Mariano Soler, la Segunda Jornada Académica de Fe y Razón, cuyo tema central será la carta Encíclica Caritas in Veritate del Papa Benedicto XVI. Más adelante les informaremos sobre los detalles de esta Jornada.

Veni Creator

Ven, Espíritu creador, visita las almas de tus fieles, llena con tu divina gracia los corazones que creaste. Tú, a quien llamamos Paráclito, don de Dios Altísimo, fuente viva, fuego, caridad y espiritual unción. Tú derramas sobre nosotros los siete dones; Tú, dedo de la diestra del Padre; Tú, fiel promesa del Padre que inspiras nuestras palabras. Ilumina nuestros sentidos, infunde tu amor en nuestros corazones y, con tu perpetuo auxilio, fortalece la debilidad de nuestro cuerpo. Aleja de nosotros al enemigo, danos pronto la paz, sé nuestro director y guía para que evitemos todo mal. Por Ti conozcamos al Padre, al Hijo revélanos también; creamos en Ti, Su Espíritu, por los siglos de los siglos. Gloria a Dios Padre y al Hijo, que resucitó, y al Espíritu Consolador, por los siglos de los siglos. Amén.