bolivia.png

Juan Claudio Sanahuja

Ante la petición por parte del grupo “Somos Iglesia” de ordenar como diáconos a siete jóvenes “comprometidos con una Iglesia profética y liberadora”, en un comunicado fechado el 1º de mayo, el Obispo de Oruro (Bolivia), Mons. Cristóbal Bialasik svd, desautorizó las actividades de ese grupo.

Mons. Bialasik califica al grupo como “una corriente apócrifa, anti-Iglesia, pseudo clerical y anti-jerárquica, con una postura reduccionista, a través de la cual busca construir una Iglesia según su propio proyecto y no según el proyecto de Dios”.

El Obispo de Oruro destaca que “Somos Iglesia busca promover la disidencia en sectores eclesiales, en colaboración con otros grupos y personas que no cuentan con aval eclesiástico, como el ex teólogo Hans Küng, Católicas por el Derecho a Decidir, Asociación de Teólogos Juan XXIII, Conferencia para la Ordenación de Mujeres al Sacerdocio, Amerindia y otros similares, quienes buscan reformas radicales en la Iglesia Católica, cuestionando, e inclusive condenando, enseñanzas inmutables de la doctrina eclesial, entre otras; proponen por ejemplo la ‘igualdad de orientación sexual’, la ordenación de mujeres al sacerdocio, la conducción de las diócesis y parroquias por ‘asambleas del pueblo’, la aceptación de sacerdotes casados, el aborto, métodos anticonceptivos y otros, en total oposición al Magisterio de la Iglesia”.

A la vez, el prelado recuerda que “en referencia a la solicitud que hacen […] para incorporar al Sacramento del Orden a siete personas, debo recordar que “a la autoridad de la Iglesia corresponde la responsabilidad y el derecho de llamar a uno a recibir la ordenación,”[1] no siendo por lo tanto, el Diaconado un ascenso, concesión o premio, sino una vocación”.

Noticias Globales


[1] Catecismo de la Iglesia Católica, n. 1598.