damian-de-molokai

Autor Anónimo

Glorioso y venerado San Damián:

Sois modelo y patrono de los leprosos. Por vuestro amor os entregasteis en cuerpo y alma al cuidado de los leprosos de Molokai. Yo, impulsado por la confianza que me inspira tu valimiento poderoso ante Dios y tu caridad hacia los más necesitados, acudo a ti. Llena mi corazón de amor hacia los más necesitados, alcánzame un gran espíritu de fe, saber aceptar y ofrecer todas las contrariedades de la vida y poder gozar un día de vuestra compañía en el cielo. Por Jesucristo Nuestro Señor.

Amén.

San Damián de Molokai (1840-1889) fue un sacerdote belga, de la Congregación de los Sagrados Corazones. Fue beatificado el 3 de junio de 1995 por el Papa Juan Pablo II y canonizado el 11 de octubre de 2009 por el Papa Benedicto XVI. Su festividad se celebra el 10 de mayo. Es el Patrón de los enfermos de lepra.