cuaresma-2.png

Equipo de Dirección

Mons. Daniel Sturla, nuevo Arzobispo de Montevideo. En este número publicamos un comunicado de NotiCEU en el boletín de noticias de la Conferencia Episcopal del Uruguay, en el que se anuncia el nombramiento de Mons. Daniel Sturla sdb como Arzobispo de Montevideo. Mons. Sturla, actual Obispo Auxiliar de Montevideo, asumirá como Arzobispo el próximo domingo 9 de marzo, en la Catedral Metropolitana de Montevideo. Felicitamos a Mons. Sturla y pedimos para él abundantes bendiciones del Cielo, para que gobierne nuestra Arquidiócesis como un Pastor santo, sabio y prudente.

Dos alertas de CitizenGO sobre marihuana y aborto. En este número publicamos también dos “alertas” de CitizenGO referidas a nuestro país.

En una alerta se pide a los líderes de la oposición que impulsen activamente un referéndum contra la Ley 19.172, que legalizó el cultivo, la producción, la distribución y la comercialización de marihuana en el Uruguay.

En la otra alerta se reclama a los partidos y sectores políticos y a los candidatos de las próximas elecciones nacionales que incluyan en sus respectivos programas de principios y planes de gobierno la derogación de la Ley 18.987, que legalizó el aborto voluntario en el Uruguay.

Fe y Razón se adhiere a ambas iniciativas y pide a todos sus lectores que las apoyen con su firma y con una labor de difusión lo más amplia posible.

Las dos alertas han sido lanzadas por Uruguayos por la Vida, un nuevo grupo pro-vida que actúa, desde Uruguay, en coordinación con CitizenGO.

CitizenGO es un portal internacional que promueve la participación cívica para defender y promover el derecho humano a la vida, los derechos naturales del matrimonio y de la familia, la libertad religiosa, la libertad de educación, etc. Si bien es una organización aconfesional, su accionar se basa en un ideario cristiano. Ha surgido a partir de HazteOir, un exitoso portal español con características similares. Podría decirse que es algo así como una extensión de HazteOir al nivel internacional.

Dios todopoderoso y eterno, te rogamos que, a través de la oración y la penitencia propias del tiempo de Cuaresma, podamos prepararnos adecuadamente para celebrar la Pascua de Nuestro Señor Jesucristo.