san-jose-3

Anónimo

San José,
casto esposo de la Virgen María,
intercede para obtenerme
el don de la pureza.
Tú que, a pesar de tus inseguridades personales,
supiste aceptar dócilmente el Plan de Dios tan pronto supiste de él,
ayúdame a tener esa misma actitud
para responder siempre y en todo lugar a lo que el Señor me pida.
Varón prudente, que no te apegaste a las seguridades humanas,
sino que siempre estuviste abierto a responder a lo inesperado,
obténme el auxilio del divino Espíritu
para que viva yo también en prudente desasimiento de las seguridades terrenales.
Modelo de celo, de trabajo constante,
de fidelidad silenciosa, de paternal solicitud,
obténme esas bendiciones para que pueda crecer cada día más en ellas
y así asemejarme, día a día, al modelo de la plena humanidad: el Señor Jesús.
Amén.