china-obispo.png

Uca News/La Vanguardia

Mons. Cosmas Shi Ensian, obispo de Yixian, ciudad del norte de China, ha muerto en la cárcel donde había pasado sus últimos 14 años de vida, según ha informado el portal católico Uca News. Las autoridades chinas notificaron el 30 de enero a la familia del obispo, de 94 años, que había fallecido, pero sin precisar la fecha ni la causa de la muerte. El prelado estuvo en total 40 años encarcelado, en diferentes períodos de su vida.

En 1982 el Papa San Juan Pablo II nombró en secreto a Shi obispo de Yixian, pero Shi fue detenido y encarcelado en un lugar que nunca fue dado a conocer. Aunque hay doce millones de católicos chinos, la relación con el Vaticano sigue prohibida y sólo la oficial Asociación Patriótica Católica China tiene potestad para nombrar obispos, según el gobierno.

Según Uca News, tras la muerte de Shi sólo queda un obispo, Mons. James Su Zhimin, en una cárcel secreta. Sin embargo, el obispo de Shangai, Thaddeus Ma Daqin, no ha sido visto en público durante años y se cree que está confinado en un seminario, al que fue llevado en 2012 horas después de su ordenación y de que renunciara a la Asociación Patriótica Católica.[1]

7 de febrero de 2015.


[1] La Asociación Patriótica Católica es una Iglesia cismática controlada por el gobierno comunista de China; en cambio, las Iglesias locales chinas en comunión con Roma son perseguidas por el gobierno. NOTA DE FE Y RAZON.